obstaculos

Adriana Macías* 

 

A fines de año, siempre es un buen momento para examinar los logros, hacer un recuento a conciencia de los proyectos culminados y, principalmente, la eficiencia con la que fueron concluidos, pues muchas veces nos cuesta trabajo terminarlos. Probablemente en este nuevo año estamos pensando en dos opciones: seguir adelante y proponernos algo nuevo o retomar aquello que el año anterior quedó trunco.

Aquí te comparto tres aspectos a prueba de obstáculos para lograr aquello que te propongas.

Puedes empezar por revisar si ese propósito que tienes por desarrollar aún te puede servir en tu crecimiento, si verdaderamente lo quieres emprender por ti o porque eso es lo que esperan los demás de ti. Recuerda que todo aquello que no emprendes por convicción será más difícil de concluir; pero, principalmente, no te dará la misma satisfacción que un sueño genuino.

Una vez que ya te has decidido por una serie de metas, algo que en definitiva te servirá para concluirlas de manera exitosa es revisar si el proyecto que traes en mente te hará sentir mejor física, emocional o mentalmente; si te hará crecer como persona, pareja, familia o empresario; si servirá para aportar nuevos conocimientos, o si puede servir como guía a colegas tuyos;  si cubre una necesidad de la sociedad. Si reflexionas sobre estos puntos, debes considerar que todo proyecto que tenga como base estos aspectos automáticamente encontrará motivaciones para seguir adelante en cada reto, de tal manera que la balanza se inclinará siempre a tu favor.

Es importante considerar que puede ser un proyecto de mucha utilidad para ti o la sociedad; sin embargo, la rutina diaria, las prioridades, los imprevistos o la dificultad de seguir con una disciplina son un riesgo constante. Es necesario romper las etapas de monotonía, por ejemplo, si te propusiste hacer ejercicio, y por ciertos compromisos no pudiste hacer tu rutina esta semana, y de pronto te cuesta trabajo regresar a la disciplina, busca una música que te guste mucho y reordena tus canciones de manera que programes las favoritas y más adecuadas a tu rutina; estas te van a inspirar. Cómprate unos tenis, baja una nueva aplicación, en fin, un pequeño detalle que genere un cambio hará que vuelvas a reactivarte y seguir adelante con tu disciplina.

 

*Escritora y conferencista de Maha Medha AC

www.adrianamacias.com

 

 

Share
  • Anunciate-aqui-01.jpg
  • Unete-a-coparmex-01.jpg
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg