Aballoon

Gabriela Guerra Lomelí 

 

Pasión, solidaridad y entrega podrían ser las palabras ideales para describir a David Anguiano, Andrés Malacara y Carlos Arellano, tres jóvenes amantes de la música y con una visión de negocio ilimitada. Aballoon es el nombre del proyecto que con tanta dedicación han logrado desarrollar para posicionarlo poco a poco en el gusto de la gente; pero, sobre todo, en el centro de atención de los músicos que desean darse a conocer.                             

David, Andrés y Carlos, amigos desde hace varios años, decidieron emprender un negocio de canciones a la medida del cliente, montaron su estudio y ejecutaron su idea mientras continuaban con su respectiva preparación escolar. Pero el hambre de crecimiento y el amor por la música los llevaron a emprender un proyecto que se perfila como la mejor plataforma para todo aquel que desee posicionarse dentro del medio musical.

Aballoon es un espacio virtual que permite crear de forma colaborativa diversos sonidos y letras, y experimentar con nuevos géneros sin necesidad de salir de casa. La plataforma, que ya se encuentra en funcionamiento, permite a los usuarios unirse con músicos expertos y novatos de todas partes del mundo para intercambiar ideas y formar en conjunto increíbles y originales sonidos, para así expresarse por medio de la música.

Sin embargo, lo que ha hecho que las miradas se vuelvan hacia Aballoon son los song balloonings, que consisten en juntar físicamente a músicos de diferentes proyectos y géneros musicales. Las personas que integran cada song ballooning no se conocen entre sí, y tienen 48 horas para componer y grabar una canción. Las melodías, de las cuales llevan dos: Cenizas en el mar y Desaparecer, son grabadas durante todo su proceso de creación para posteriormente difundirse en el sitio web y venderse al precio que cada persona desee pagar.

La fórmula de los song balloonings está compuesta en un 80 por ciento por músicos que desean alcanzar un lugar entre el gusto de la gente, y el restante 20 por ciento, por músicos de renombre, puesto que el objetivo es impulsar a los artistas talentosos por medio de la fama que ya tienen algunos de los participantes. Siguiendo esta línea, la versión digital contará con un identificador de pistas, es decir, que aparecerán diversas etiquetas con el nombre del músico justo en el momento en que este intervenga en la canción; de esta manera, si a alguien le gusta la forma de tocar de esa persona, podrá conocer quién es y quizás contactarlo para alguna colaboración.

Aunque los song balloonings resultan bastante interesantes, la plataforma concentra otras herramientas que harán más sencilla la vida de los músicos y que evitarán que cualquier idea se les escape.

El sitio web www.aballoon.com.mx está formado por una interfaz de usuario basada en tres pantallas dentro de una sola. En la primera, la gente podrá disfrutar de los song balloonings, comprarlos, identificar a los integrantes de la canción y dejar comentarios. La segunda pantalla funge como una red social, en la que se pueden crear perfiles de usuario y de músico para lograr la interacción entre sus miembros y generar nuevas colaboraciones. Y la tercera pantalla, llamada song writer, será el bloc de notas de los músicos. Esta sección pretende ser la herramienta indispensable para guardar aquellas ideas y sonidos que surgen y comúnmente se olvidan. Mediante esta plataforma, los músicos podrán guardar y editar texto y notas de voz; utilizar el piano virtual, el afinador, la librería de acordes y escalas musicales, y seguramente lo más interesante: compartirlas con otros músicos, quienes podrán dar retroalimentación y colaborar a distancias en una misma melodía.

Además, durante el verano los jóvenes emprendedores lanzarán una nueva aplicación que se llama Aballoon’s Songwriter, que será la extensión de la plataforma mencionada anteriormente. La aplicación ya cuenta con personas interesadas que desean pagar por ser las primeras en utilizarla.

¿Y dónde está el negocio? Bueno, el interés principal de Aballoon es generar una comunidad de músicos, siempre pensando es impulsar nuevos ritmos y colaboraciones. La esencia que detonó esta idea es la forma de comunicación ilimitada que se tiene por medio de la música, ya que no importa el idioma, las creencias o las costumbres; por medio de la música se logra un entendimiento y conexión mayor con las personas. Con esta premisa, una de las reglas que tienen estos jóvenes es que jamás cobrarán las colaboraciones, ni físicamente ni en línea. Para continuar desarrollando el sitio, los ingresos se obtienen gracias a la compra de los song balloonings, la suscripción a Aballoon’s Songwriter y, próximamente, la venta de espacios publicitarios.

Estos jóvenes tienen una gran visión; si bien el trabajo continúa, pueden presumir de los resultados que han conseguido hasta el momento. Su perseverancia ha logrado atraer el interés de diversos músicos de todas partes de la república, que piden ser tomados en cuenta para una próxima colaboración. Permanezca atento, pues seguramente continuaremos escuchando de Aballoon cada vez más.

 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg