banca tradicional

 

PitchBull*

 

Cuando digo que las empresas mexicanas carecen de opciones de financiamiento, no estoy encontrando el hilo negro de la economía nacional. Lo sabemos: el sistema bancario, además de ser costoso, es complicado.

La escasa información en los requisitos y compromisos es la principal razón por la cual a las empresas no les interesa acceder a un crédito o no consiguen uno. A estas variables, añádanle la demora de autorización, las altas tasas de interés, las comisiones exageradas y la mala calidad en el servicio al cliente.

La situación no sería tan importante si no la cotejáramos con los resultados arrojados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI): en México existen más de cuatro millones de empresas, de las cuales el 99.8 % son pymes que generan el 52 % del producto interno bruto (PIB) y el 72 % del empleo en el país.

Sin embargo, solo dos de cada diez empresas alcanzan los cinco años de vida. ¿Cuál es el principal problema? La falta de financiamiento.

Ante esta situación, en PitchBull lo teníamos bastante claro: había que actuar.

Es por eso por lo que estamos “cocinando” una alternativa: una plataforma de préstamos para pymes, donde los interesados podrán acceder a créditos con intereses bajos, en cualquier momento y prácticamente sin salir de su oficina.

 

¿Quién fondeará estos proyectos?

Esta pregunta devela lo más interesante del modelo, pues los créditos serán otorgados por otras empresas, e incluso personas, que estén interesadas en obtener altos rendimientos por prestar dinero.

Este modelo es conocido como peer to peer (P2P) lending, y se ha catapultado en el mundo como una de las alternativas más importantes a la banca.

Tan solo en Estados Unidos, la industria de los préstamos P2P maneja más de mil millones de dólares mensuales, mientras que en el Reino Unido el modelo ha tenido un crecimiento exponencial de más del 250%.

 

Quiero prestar. ¿Existe el riesgo de perder mi dinero?

Sí, las posibilidades de que la empresa a la que le estás prestando no pague son latentes (como en cualquier clase de préstamo). Pero para que esto no suceda, las plataformas de P2P disponemos de sistemas de protección para minimizar el riesgo e informarte en todo momento de los potenciales riesgos a los que estás expuesto.

Interesante, ¿no? Te dejamos algunos consejos para prestar dinero de manera segura.

 

Fondea de manera segura en P2P

Investiga antes de fondear

Es fundamental informarte antes de decidir dónde poner tu dinero. En el caso del P2P lending, quienes desconozcan el sistema deben comenzar por familiarizarse con él. ¿Qué plataformas lo ofrecen? ¿Cómo funcionan en otros países? ¿Qué problemas han generado?

¿Convencido? Ahora analiza a las empresas que están solicitando: ¿cuánto piden?, ¿cuál es su riesgo?, ¿para qué van a utilizar el dinero?

 

Define tu tolerancia al riesgo

Los solicitantes de las plataformas P2P están clasificados por riesgo. Es decir, tú podrás diferenciar entre aquellos que tienen mayor probabilidad de pagar, de los que quizá les cueste más trabajo e incluso de aquellos que signifiquen un riesgo alto.

Estas clasificaciones responden a un estudio de variables, por lo que siempre debes tener presente la relación rentabilidad - riesgo. A mayor rentabilidad, más riesgo.

¿Cuánto dinero estarías dispuesto a perder en caso de que las cosas no salgan como las has previsto? Aunque la idea es siempre obtener un retorno, conviene definirlo y aceptarlo.

 

Aumenta los riesgos poco a poco

Para familiarizarse con una plataforma de P2P, es buena idea centrarse solo en los préstamos “seguros”, aunque sean los que menor rentabilidad ofrezcan. Aunque a la larga, si te quedas demasiado tiempo en este tipo de perfiles, puedes sentir que la evolución de tus finanzas no es tan satisfactoria como lo habías planeado.

Para evitarlo, lo mejor es escoger solicitantes con un riesgo mayor y así conseguir más beneficios. Eso sí, recuerda que la clave de tu seguridad está en la diversificación, así que mantén siempre un buen balance entre los préstamos más seguros y los que te proporcionan más rentabilidad.

 

Reinvierte tu dinero original

Una vez recuperado el fondeo inicial, es buena idea dejar que los intereses conseguidos sigan generando beneficios, y, además, reinvertir en un nuevo préstamo la cantidad inicial. Así puedes ampliar y diversificar más fácilmente tu cartera.

Como ya habrás notado en los puntos anteriores, tus fondeos pueden ser objeto de impago en alguna ocasión, y eso impactará en el total de beneficios que esperas recibir. Controlar habitualmente el manejo de tu cuenta te puede permitir tomar decisiones para compensar pérdidas y ganancias.

 

*Plataforma tecnológica que articula a todos los actores del ecosistema emprendedor latinoamericano. 

www.pitchbull.com

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg