El peatón es primero: una solución de movilidad

Los peatones son los menos beneficiados por distribución del presupuesto público. Son orillados a transitar por banquetas en mal estado, con obstáculos y escalones; esto aunado a la falta de atención de automovilistas en cruceros peatonales, la invasión de estos espacios y al menosprecio del derecho de paso de los peatones.

El Gobierno federal, con el planteamiento para analizar la viabilidad de instalar algún tipo de transporte colectivo eficiente en las avenidas Ávila Camacho, Alcalde-16 de Septiembre y Revolución de la zona metropolitana de Guadalajara, se une a los intentos previos hechos por el Gobierno de Jalisco con la línea 2 del macrobús y el Ayuntamiento de Zapopan con un tranvía.

Parece que el crecimiento exponencial del parque vehicular en la metrópoli va de la mano con el incremento en infraestructura vial a favor de los automóviles, ya que, en 1995 había un carro por cada 5.3 habitantes, y para el año 2010 transitaba uno por cada 2.5 personas (Inegi, 2012). Además de la baja inversión realizada en transporte público se induce un mensaje: es necesario contar con un vehículo para aprovechar las mejoras de las calles.

Ante este escenario, los peatones son los menos beneficiados por la distribución del presupuesto público. Son orillados a transitar por banquetas en mal estado, con obstáculos y escalones; esto aunado a la falta de atención de automovilistas en cruceros peatonales, la invasión de estos espacios y al menosprecio del derecho de paso de los peatones, ya sea por cocheras, cajones de estacionamiento o por la vuelta a la derecha en las esquinas. A esto hay que sumar un transporte público de baja calidad en el servicio, que atenta contra lo más valioso del usuario: su tiempo.

Lo necesario es centrar las políticas públicas en un diseño a corto y largo plazo. En tratar de disminuir el número de vehículos particulares de las calles y no la velocidad promedio o el tiempo de traslado de estos, puesto que una menor cantidad de coches circulando repercutirá indirectamente en cambios positivos en la duración y rapidez de los trayectos.

Elementos para centrar el diseño de infraestructura de movilidad peatonalizada:

Accesibilidad del peatón hacia la red de transporte, pensando en que se tenga que hacer el menor esfuerzo para su uso, especialmente si el usuario tiene capacidades diferentes de movimiento como la ceguera, sordera o el apoyo de una silla de ruedas; por lo tanto, no deben existir obstáculos o escalones.

Tiempo de espera y tránsito, primordial en el flujo de las actividades diarias como el hecho de llegar a tiempo al trabajo o a citas importantes. Hay tecnología que sincroniza y mantiene informado al usuario sobre el tiempo de espera.

Conectividad a la red, permitiendo el uso de todas las formas de transportación colectiva de la ciudad con una tarifa determinada que reduzca los costos del pasajero por el uso particular de autobús, tren ligero, macrobús, etc.

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg