Empresas familiares

 

Las empresas familiares representan un particular modelo de organización: son el tipo de negocio más antiguo y común en el mundo, y se caracterizan por que los tres principales elementos —la propiedad, el control y la dirección— están en manos de familiares.

En la actualidad, más del 85 por ciento de las empresas en el entorno internacional son familiares. En México, de acuerdo con la Encuesta Global de Empresas Familiares 2014 de la consultora PwC, el 65 por ciento de estos negocios reportó crecimiento durante los últimos 12 meses.

Debido a la naturaleza del mercado, Jalisco cuenta con una importante cantidad de empresas familiares de diversos tamaños, y se estima que estas abarcan tres cuartas partes del total de empresas en la entidad.

Las empresas familiares tienen múltiples virtudes por transmitir, como el forjar una cultura de negocios en cada comunidad, planificar a largo plazo, fomentar tradición y continuidad dentro de un ambiente empresarial familiar, donde se transmitan valores, calidad en la producción e impulso emprendedor.

Una de las decisiones clave para definir el futuro de las empresas familiares es la institucionalización, la cual representa el dar una estructura organizacional a los negocios para potenciar su continuidad y desarrollo.

Y como toda empresa, la familiar requiere un gobierno corporativo. Entre sus muchos beneficios, esto ayuda a profesionalizar tanto al negocio como a la familia, fortalecer canales de comunicación e innovar consecuentemente.

A la par se requiere un consejo de familia, en donde se establezcan las reglas de participación de cada miembro del grupo familiar y se distribuyan responsabilidades para que en labor conjunta se logre el objetivo de este modelo de negocio, que no es el sobrevivir durante una o dos generaciones, sino crecer y contribuir a la creación de empleo y al fomento de una cultura empresarial.

Tenemos ejemplos de países europeos como España, en donde el tema está bastante avanzado, y las empresas familiares suponen casi el 80 por ciento del total de empresas, generan más del 50 por ciento del PIB del país y dan trabajo a cerca de 8.5 millones de personas. EUA no se queda atrás, ya que el 95 por ciento de sus empresas son familiares, producen entre el 40 por ciento y 50 por ciento del PIB del país y representan alrededor de un 40 por ciento de su fuerza laboral.

México tiene grandes posibilidades de generar un desarrollo económico sustentable a través de empresas familiares. Es importante incrementar nuestro potencial en innovación, capital humano y desarrollo emprendedor, que nos dan fuerza para acercarnos al éxito.

Coparmex Jalisco está comprometido con el desarrollo de más y mejores empresas altamente competitivas y socialmente responsables que contribuyan al crecimiento del estado.

Como organismo de representación, tenemos amplio interés en apoyar a las empresas familiares, asesorando sus fundamentos de dirección y crecimiento. Por ello, iniciamos una comisión de empresas familiares.

Un comentario final: “Si se cuida a la empresa, se cuida a la familia. Si se cuida a la familia, se cuida a la empresa” Las empresas familiares representan un eje de desarrollo económico y social para nuestro estado; aprovechemos su potencial.

 

José Medina Mora

 Presidente de Coparmex Jalisco

 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg