Empresas incluyentes

Empresas incluyentes

Por Gabriela Guerra y Alejandro Ildefonso

“No hay mayor expresión de desigualdad, que la falta de oportunidad de empleo para quien tiene el deseo de trabajar, ante un mercado laboral excluyente o discriminatorio”1. Apoyar a las personas con capacidades diferentes para  participar en actividades que les permita sentirse productivos y les genere un ingreso económico para su vida diaria, es un trabajo en conjunto de autoridades, empresarios y sociedad.  

El Gobierno ya se sumó a la concientización por la inclusión de las personas denominadasvulnerables a las que, sobre todo en las empresas, se relega por tener diferencias que —según algunas organizaciones— las imposibilita para trabajar, pero aún queda mucho camino por recorrer. La idea de que una persona vulnerable no puede ejercer un puesto de forma digna sigue vigente en la mente de gran parte de los empresarios. El mayor problema es la desinformación sobre el gran potencial laboral que poseen.

Por lo anterior, Entorno Empresarial te presenta cómo formar parte de las empresas incluyentes y los beneficios de hacerlo.

En México, las empresas incluyentes son aquellas que emplean en diversos puestos a individuos pertenecientes a grupos vulnerables; estos se conforman de personas enfermas del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH), individuos con alguna discapacidad física, gente con diferente preferencia sexual, jefas de familia y adultos mayores.

La mayoría cree que los discapacitados son aquellos que han perdido alguna extremidad, utilizan muletas o silla de ruedas; sin embargo, las discapacidades tienen diversas clasificaciones:

-       Discapacidad auditiva: Es aquel trastorno sensorial caracterizado por la pérdida de la capacidad de percepción de las formas acústicas, producida ya sea por una alteración del órgano de la audición o bien de la vía auditiva. Este concepto engloba la hipoacusia, que es la pérdida auditiva de superficial a moderada, y la sordera, que reduce la audición hasta el punto de convertirla en no funcional para la vida diaria.

-       Debilidad visual: Hablar de debilidad visual o ceguera es referirse a la condición caracterizada por una limitación total o muy aguda de la función visual, lo que reduce significativamente el desempeño de un individuo al realizar diversas actividades.

-       Discapacidad motora: Es la dificultad que presenta una persona en el manejo y control de su cuerpo; puede ser por diversas causas, ya sea físico-muscular, de nervios motores y del cerebro. La persona se ve afectada en su habilidad de movimiento, equilibrio, coordinación y postura de las diversas partes del cuerpo.

-       Discapacidad intelectual: Se refiere a las limitaciones sustanciales en el funcionamiento intelectual; también coexiste junto a restricciones como el análisis, la generalización, la síntesis, la anticipación, la planificación, la identificación de problemas y la manera de resolverlos, y el pensamiento abstracto.

¡Ser incluyente otorga beneficios!

Formar parte de las empresas incluyentes también otorga beneficios a tu empresa; pensemos en un ganar-ganar. El Gobierno tiene estipuladas, por ley, algunas recompensas por apoyar a las personas vulnerables y darles un lugar digno dentro de un negocio.

Estos estímulos se clasifican según su aplicación:

  • Por la contratación de personas con discapacidad:

Estipulado en el artículo 186 de la Ley del Impuesto sobre la Renta y publicado en el Diario Oficial de la Federación en 2013, permite deducir de los ingresos un monto equivalente al cien por ciento del impuesto sobre la renta retenido y enterado de las personas con discapacidad motriz, mental, auditiva y visual. Para acceder a este beneficio, solo debes asegurar al trabajador, efectuar la retención y entero del ISR y obtener el certificado de discapacidad expedido por el IMSS.

En este ramo también se incluye a las personas de la tercera edad, mayores de 65 años, aunque la deducción se reduce a un veinticinco por ciento del salario efectivamente pagado al personal.

  • Por adaptaciones en las instalaciones:

El artículo 34, fracción XII, de la LISR especifica que serán deducibles al cien por ciento las adaptaciones realizadas a las instalaciones, siempre y cuando esto constituya mejoras al activo fijo y facilite a las personas con discapacidad el acceso a las instalaciones y el uso de ellas.

  • En licitaciones:

Determinado en el artículo 14 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Sector Público y en el artículo 38 de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, se otorgarán puntos adicionales a personas con discapacidad y a empresas que tengan trabajadores con alguna discapacidad, solamente cuando estos representen el cinco por ciento del total del personal de la empresa, tengan mínimo seis meses laborando y comprueben su alta ante el IMSS.

  • En importaciones:

Se delimita en el artículo 61, fracción XV, de la Ley Aduanera que no se pagarán los impuestos al comercio exterior por la entrada o salida de vehículos especiales o adaptados y demás mercancías. Sin embargo, esto solo será posible cuando dichos vehículos sean importados por personas morales, se trate de mercancías que suplan o disminuyan la discapacidad de la persona o que faciliten su desarrollo físico, educativo, profesional o social, y que sean utilizadas únicamente por la persona con discapacidad y, sobre todo, que cuenten con la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

  • Otros incentivos:
  • Acciones de vinculación
  • Orientación laboral (Servicio Nacional del Empleo)
  • Capacitación
  • Ocupación por cuenta propia (Servicio Nacional del Empleo)
  • Evaluación de habilidades (Centro de Rehabilitación Integral-Desarrollo Integral de la Familia)
  • o

En números

Según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2012 del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de Personas con Discapacidad (Conadis), 5.1 por ciento de la población posee alguna discapacidad, y 27.4 por ciento de las personas vulnerables afirman que la mayor problemática a la que se enfrentan es al desempleo.

La población con discapacidad que es económicamente activa era de 25 por ciento en el 2000, mientras que para el 2010, la cifra se incrementó a 29.9 por ciento, según determinó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los sectores que han mostrado mayor apertura a la contratación de personas vulnerables son el manufacturero, el financiero, el de alimentos, el automotriz, el de servicios y el de tecnologías de la información.

En 2001, entró en funciones la Red Nacional de Vinculación Laboral, en la que los estados con mayor participación son Nuevo León, Querétaro, Puebla, y podemos sentirnos orgullosos de que Jalisco también figura en esta lista. Ahora la pregunta obligada es, ¿ya formas parte de las empresas incluyentes?

Nota:

Si tu negocio ya forma parte de las empresas incluyentes, te invitamos a que participes por el distintivo Gilberto Rincón Gallardo 2014, otorgado por la Subsecretaría de Inclusión Laboral y la Dirección General para la Igualdad Laboral.

El registro se llevará a cabo del 7 al 31 de julio, y para su aceptación se realizarán visitas de verificación e integración de expedientes.

Los resultados serán publicados el 18 de noviembre, y el reconocimiento se entregará en una ceremonia el 3 de diciembre.

Sé un orgulloso ganador de este distintivo y apoya a las personas vulnerables a llevar una vida digna y productiva.

*Consulta los lineamientos en www.stps.gob.mx

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg