FLOJERA: ¿ENEMIGO INVENCIBLE DE LOS EMPRENDEDORES?

Adriana Macías

 

La flojera se define como la falta de fuerza física o moral para poder emprender y culminar algún proyecto en nuestras vidas, y este se ha convertido en el peor mal que aqueja a muchos jóvenes y adultos, pues si no es flojera de fracasar por falta de experiencia, es por no creer que tenemos la energía para empezar de cero sin darle la importancia ni el valor que merece a la experiencia que hemos adquirido por el camino recorrido.

Pero este obstáculo no es algo irremediable; hay muchas herramientas de las cuales podemos echar mano para encontrar el mejor remedio y lograr un sueño que no solo cambie el rumbo de nuestro destino para bien, sino que además genere fuentes de empleo y una serie de beneficios para la sociedad.

 Estudios científicos han descubierto que más allá de ser un mal hábito, esta conducta se puede deber a los genes  Per2 y REV-ERB,  que están implicados en los ritmos circadianos y son responsables de que podamos dormir de noche y mantenernos despiertos por las mañanas; recientes investigaciones de la doctora Sarah Forbes-Robertson, de la Escuela de Medicina de Swansea en Reino Unido, señalan que estos genes pueden presentar una variación. Todo esto también tiene que ver con los niveles de ácido ribonucleico que genere el cuerpo; hay personas que por la tarde están frescas como una lechuga, y la noche es su mejor momento para ponerse a trabajar. Lo traen en sus genes.

El gen Per2 trabaja en la madrugada para generar los más altos niveles de ácido ribonucleico y el gen REV-ERB trabaja por la tarde también para generar los niveles más altos de este ácido. En las personas consideradas como perezosas, podrían estarse alterando estos ciclos. 

Luego entonces, con base en esta información, es de suma importancia que si vamos a empezar a trabajar en un proyecto que requiera de todo nuestro entusiasmo y energía, estemos atentos a nuestro cuerpo y a su forma de trabajar para que sea nuestro mejor aliado, y en vez de luchar contra él trabajemos en armonía con él, pues mente y cuerpo en la misma sintonía harán más prometedor el futuro de aquello que queremos emprender. Observa cuál es el momento del día en que te sientes más lleno de energía y dinamismo. Cuando lo tengas claro, arma un plan de trabajo que se adapte a él y programa a esa hora aquello que requiera tu máxima concentración y entusiasmo. Si esto no te es posible, entonces acude a tu fuerza, pues la definición de flojera es falta de fuerza. Recuerda que somos cuerpo y alma; busca en ti esa fuerza que se alimenta de la satisfacción que nos da el sentirnos realizados.

Share
  • Anunciate-aqui-01.jpg
  • Unete-a-coparmex-01.jpg
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg