Intuición, futuro y negocios (parte 1)

Dimitri Limberópulos

 

¿Sabías que el corazón puede predecir el futuro?*  

La intuición es el presentimiento que a veces tenemos y que nos indica que una decisión es mejor que otra. Dicho de otra manera: cuando somos intuitivos nuestro corazón sabe cuál es el futuro.

Todos hemos experimentado al menos una vez ese sentimiento fuerte y completamente tangible que nos dice que tal vez no tenemos que ir a cierto lugar, o que una calle es peligrosa, o que esa persona (aun sin conocerla) nos traerá alegría y felicidad. Ese feeling es peculiar, no es una corazonada, ni una emoción ni un razonamiento lógico; es simplemente una certitud que se percibe en todo el cuerpo. Cuando la intuición es fuerte y vamos con ella jamás nos equivocamos.

Lo interesante, y he aquí el paradigma, es que generalmente creemos que la intuición es completamente espontánea y que solo llega un par de veces en la vida.

Pero ¿qué sucede cuando entrevistamos a los grandes genios? Al final de la gran mayoría de las entrevistas, todos coinciden en que, en primer lugar, hay un fuerte análisis de datos, pero que, sin embargo, la decisión nunca es mental, viene del “más allá”, de un canal que de pronto se abre y filtra información “dorada”.

Esto no solo sucede en los negocios; sucede en los deportes, en las artes, en las ciencias y en incontables lugares. Muchos de los artistas más famosos comparten que ellos no escribieron nada, sino que algo del “más allá” les compartió todo. Pero ¿qué es el “más allá”? No es una experiencia mística ni religiosa; es simplemente un estado prolongado de intuición, tan fuerte, tan real y tan certero, que muchos humanos no pueden sino atribuírselo a algo divino (digamos que antes la ciencia no estaba tan avanzada).

Independientemente de si creen en la ciencia o en algún dios o dioses, lo importante aquí es lo siguiente: hay personas que han desarrollado de manera inconsciente un estado intuitivo constante que los ha dirigido a crear grandes cosas.

La buena noticia: todos podemos entrenarnos para lograr este estado. Una forma de vivir donde no tenemos que luchar tanto, donde las situaciones se perciben con una gran claridad y la respuesta casi siempre llega sola y sin mucha dificultad.

Todo esto no es un don; es una habilidad que se desarrolla. Si les interesa saber más sobre cómo desarrollar de manera consciente, sistematizada, tangible y medible la intuición, lean el siguiente artículo en la próxima edición.

*Esta no es solamente una frase para captar tu atención. Hay estudios científicos hechos por HeartMath (gogléalos) sobre este fenómeno documentado de manera científica en varios países.

 

 

 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg