Jalisco 2016: fortalezas y expectativas

Fabiola Garibaldi Cortez*

2015 ha sido un año de moderado crecimiento para nuestro país, pero este ha sido ligeramente mejor que los años anteriores, oscilando entre el 2.2% y 2.6% en términos reales. Tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como el Banco de México plantean que el crecimiento final quede establecido entre el 2.2% y el 2.4%.

Este comportamiento un tanto ascendente ha ayudado poco a poco a mejorar las expectativas de crecimiento para el año que apenas comienza.

Mientras que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estima que para 2016 nuestro país tenga un crecimiento de entre 2.6% y 3.6%, el Banco de México considera que la expectativa más optimista de crecimiento es que este año la economía crezca entre 2.7 y 2.8% del PIB en términos reales.

Sabemos que son diversos los factores que determinan este crecimiento, pero es importante que desde nuestros sectores impulsemos que esto realmente pueda ocurrir a lo largo del año.

En el plano estatal, nuestro escenario es más prometedor que en el entorno nacional; Jalisco ha tenido en los últimos 10 años una tasa de crecimiento anual promedio en su producto interno bruto de 2.67%, e incluso en los últimos dos años se ha podido rebasar esta tasa promedio.

En 2014 el estado registró un crecimiento de 3.4%, y para 2015 el crecimiento fue casi el doble de lo que había crecido el país, con lo que permaneció entre las primeras cuatro entidades mexicanas con mayor dinamismo económico (junto con Distrito Federal, Estado de México y Nuevo León).

En cuanto a sectores, nuestro mayor crecimiento se ha dado en las actividades primarias, y Jalisco ya es líder en el PIB del sector agropecuario con el 10.8%.

 

FLUJO DE INVERSIÓN

En 2014 el flujo de inversión en el estado de Jalisco se incrementó 22%, con una captación total de 1223 millones de dólares. Con esto, la inversión extranjera directa (IED) en el estado representó el 5.5% de la inversión total en el país, con lo que se lograron números bastante positivos en un rubro en el que a México en general no le fue tan bien en el mismo periodo.

Jalisco se ubicó entonces dentro de las primeras cuatro entidades con mayor IED a nivel nacional.

Con este escenario de por medio, las expectativas de inversión en Jalisco para 2015 fueron bastante alentadoras: se consideraron proyectos como Ciudad Creativa Digital y el Centro Logístico Jalisco, además de una serie de eventos de relevancia internacional que colocarían a Jalisco como núcleo de atracción de inversiones.

Y los resultados sustentaron aún más dichas expectativas, pues durante el primer semestre de 2015 el estado de Jalisco registró 1351 millones de dólares de IED, lo que significó que en tan solo 6 meses se superara en un 28% la meta anual de IED que se tenía contemplada para todo 2015, la cual se estimaba aproximadamente en 1050 millones de dólares, de acuerdo a información de la Secretaría de Economía.

Para el segundo semestre del año, los números continuaron aumentando, aunque sin dejar de considerar algunas inversiones indirectas y transacciones de empresas que impactaron la versión final de la IED en la entidad.

Cabe resaltar que gran parte de las inversiones en el estado se han dado en el sector de la industria tecnológica, debido a que en los últimos años se ha entrado en un proceso de reconversión industrial basado en el impulso de sectores de alta tecnología, en la generación de mano de obra calificada y en el desarrollo de infraestructura, con lo cual este sector se volvió estratégico para la entidad, y buscó así ganar posiciones de mayor valor agregado en las cadenas productivas internacionales. Dicha estrategia se ha ido fortaleciendo y ha sumado tanto al sector empresarial jalisciense como al académico y gubernamental, que han agrupado esfuerzos por desarrollar el potencial del ecosistema tecnológico estatal.

Este ecosistema se ha podido potenciar con mayor énfasis gracias al impulso de la innovación y el emprendimiento. Incluso, 2015 ha sido crucial para concretar eventos y proyectos que colocaron a Jalisco como el polo de desarrollo tecnológico y de emprendimiento con mayor potencial del país. No es poca cosa que ya seamos considerados como el Silicon Valley mexicano.

El año pasado, fuimos sede de diversos eventos de talla internacional, principalmente enfocados al desarrollo de negocios, innovación y tecnología. La mayoría se realizó en el mes de octubre, considerado el mes en donde Jalisco fue foco de atracción mundial, ya que se efectuó la IX Cumbre Empresarial China-Lac, el 5o foro de la OCDE sobre Políticas de Desarrollo, la México Cumbre de Negocios, la Conferencia Internacional de Smart Cities, en donde se nombró a Guadalajara como ciudad inteligente y con un enorme potencial, y para cerrar el mes, se realizó el Foro Global Alimentario.

Y esto además de otros destacados eventos de innovación y tecnología, efectuados también en el segundo semestre del año, como el Campus Party y el Festival Epicentro.

En cuanto a desarrollo de software, a partir del 2004 la industria dedicada al desarrollo de software en Jalisco ha tenido un crecimiento anual de 14%, y tiene una participación de 23% en la producción nacional del sector. (Coecytjal).

Las capacidades de innovación en Jalisco son crecientes: se encuentra entre las cuatro entidades que más patentes han solicitado en la república mexicana, y ha incrementado anualmente el número de solicitudes. Para 2013 la entidad alcanzó el 3o lugar a nivel nacional en este rubro con un total de 107 solicitudes, 13 patentes más que el 2012, y para 2014 fueron 115 solicitudes.

MÁS EMPLEOS

Uno de los elementos clave para determinar el crecimiento económico en la entidad es la generación de empleo.

El año 2015 fue bastante importante para la generación de empleo en Jalisco; en el primer trimestre se crearon 30,545 nuevas plazas, lo que representó un 90% de crecimiento en comparación con el primer trimestre de 2014, cuya cifra fue de 16,095 nuevas plazas. Dicha cifra fue histórica para la entidad, ya que este ha sido el mejor trimestre en 17 años.

En el mes de noviembre de 2015, nuevamente se logró una generación de empleo histórica. De acuerdo con cifras del IMSS, en el decimoprimer mes del año se generaron 18,374 empleos formales, cifra que no se había presentado en un mes desde hace 18 años. Esta cifra histórica también contribuyó a otro record, que fue el logro de 85,481 empleos, con lo cual se llegó por primera vez al cumplimiento de la demanda real de empleos del mercado en materia de bono demográfico.

Aun con las bajas en empleo registradas en el mes de diciembre conforme al comportamiento promedio, el 2015 se sentó como un año de alcances históricos en generación de empleo en la entidad, lo que da pie a fortalecer las expectativas de empleo en el 2016.

UN ESTADO DE FORTALEZAS

Nuestro estado tiene múltiples fortalezas que nos incentivan a estar dentro de las entidades con mayor crecimiento en los últimos años en el país y con mayor potencial para continuar creciendo y desarrollar nuestra vocación al máximo.

Jalisco ofrece diversas ventajas competitivas respecto a otras entidades en los aspectos geográfico, poblacional, académico y de condiciones de vida.

La zona metropolitana de Guadalajara, que representa el 60% de la población estatal, es la segunda aglomeración más grande del país en términos de población, intercambios comerciales, desarrollo económico, social y cultural, y la región de los Altos es la principal productora de huevo en el país, además de que tiene un crecimiento constante en ganadería y agricultura.

Jalisco se ha convertido en un importante territorio de desarrollo y crecimiento en la región de occidente.

El desarrollo de talento y competencias profesionales es un elemento que está abonando a que los jaliscienses podamos lograr la atracción de las firmas más importantes en materia tecnológica a nivel mundial, e incluso de otros sectores como el farmacéutico y el automotriz, esto aunado a nuestros activos en conectividad, relaciones internacionales y la cercanía con puertos como Manzanillo, los cuales acentúan las facilidades para el intercambio comercial.

EXPECTATIVAS 2016

Ante el contexto de crecimiento que hemos tenido en los últimos años, entre los que se destacan sobre todo 2014 y 2015, nuestras expectativas para el año 2016 son alentadoras.

Tanto la inversión como el empleo, principales indicadores económicos, crecerán en este 2016, y esperamos alcanzar cifras históricas de avances que se puedan ver reflejados en la economía de todos los jaliscienses.

Estamos conscientes de que aún tenemos mucho por mejorar para ser altamente competitivos, pero vamos por el camino correcto, y si continuamos aprovechando nuestra vocación, fomentando el emprendimiento, la innovación tecnológica y social, el desarrollo de mejores empresas, y, por supuesto, de mejores Gobiernos, estamos seguros de que el nombre de Jalisco trascenderá cada vez más fronteras y nuestro desarrollo alcanzará los niveles esperados.

*Analista Político Coparmex Jalisco

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg