Estimados lectores, desde el desarrollo de una idea de negocio, es clave trabajar en que esta sea original, única y con elementos propios que la hagan especial, diferente y potencialmente atractiva para el mercado.

El valor agregado es esa característica o elemento que hace diferente a un producto o servicio, cuyo objetivo es el de otorgarle un mayor valor comercial que sea atractivo para los clientes.

El cliente es quien califica si un producto o servicio agrega valor, ya que es quien decide qué compra, a quién se lo compra y qué precio está dispuesto a pagar.

Cuando un producto, servicio o modelo de negocio genera valor agregado, hace que el cliente ahorre tiempo, dinero o esfuerzo al adquirirlo.

Una manera de agregar valor a un producto es incluir productos complementarios o servicios que hagan del producto básico un producto enriquecido.

Para Michael Porter, el padre de la estrategia competitiva, las estrategias ganadoras no son aquellas que tratan de hacer mejor a una empresa, sino aquellas que la hacen diferente.

La dinámica de cambio de los mercados debido a la globalización demanda una renovación continua en las empresas de todos tamaños. Para ello es importante desarrollar una estrategia competitiva que nos encamine a agregar valor y a capturar el valor agregado.

Es importante seleccionar una disciplina de valor de acuerdo con nuestras ventajas competitivas:

1.- La disciplina de excelencia operativa es aquella en la que agregamos valor ofreciendo precios bajos, para lo cual requerimos una estrategia para reducir costos.

2.- La disciplina del liderazgo de producto es aquella en la que desarrollamos el mejor producto, para lo cual debemos posicionarnos al frente de la tecnología.

3.- La disciplina de la cercanía con el cliente es aquella en la que diseñamos la mejor solución para el cliente, para lo cual debemos conocer sus necesidades y hacerle un traje a la medida.

Independientemente de la disciplina de valor que seleccionemos para ser diferentes en el mercado, es importante ser lo suficientemente buenos en las dos disciplinas restantes.

La prueba de fuego para saber si logramos agregar valor a nuestro servicio o producto es sin duda cuando este tiene contacto con el cliente y logra cubrir sus necesidades.

Estamos convencidos de que la innovación es la clave para agregar valor a nuestra propuesta comercial, ya sea a nuestros productos o servicios, a nuestros procesos o a nuestros modelos de negocio.

Las empresas exitosas son las que tienen un modelo de negocios que verdaderamente agrega valor por el que el cliente está dispuesto a pagar.

En Coparmex seguimos comprometidos con impulsar la generación de más y mejores empresas para nuestro estado, fomentando el emprendimiento, la innovación y el fortalecimiento empresarial enfocados siempre en generar valor, el cual nos ayude a construir una economía local altamente competitiva.

 

José Medina Mora

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg