La importancia de asegurarse

Paulina Contreras

Bien dicen que más vale prevenir que lamentar; no obstante, creo que en más de alguna ocasión nos hemos lamentado de esta falta de prevención.

La vida diaria es un cúmulo de riesgos: cada cosa que hacemos representa en mayor o menor medida un posible peligro para nosotros. Y precisamente esta situación da pie a la existencia de una actividad económica importante: el aseguramiento.

El sector asegurador en México se conforma por más de 100 instituciones que proporcionan algún tipo de seguro, de las cuales el 44 % son relacionadas con el ramo de daños y 56 % con el área de vida (incluye los seguros de gastos médicos, pensiones, accidentes personales, etcétera).

Pero a pesar de que en la actualidad existe una amplia gama de instituciones que ofrecen distintos seguros, la cultura del aseguramiento en nuestro país es limitada.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) refiere que en nuestro país el 25.8 % de los vehículos existentes cuentan con seguro, mientras que tan solo el 4.5 % de las casas están aseguradas; por su parte, el 13 % de la población ocupada tiene un seguro de vida y solo el 6 % de esta población tiene seguro de gastos médicos.

¿Ha pensado qué pasaría si hubiera un corto circuito en su casa y causara daños severos? O ¿qué pasaría si tiene un accidente al caminar por la calle? ¿O si en su empresa roban los inventarios? Hay una infinidad de riesgos que podrían suceder, y probablemente usted desconozca que existen seguros que pueden cubrir ese tipo de accidentes o contingencias.

El sector asegurador se compone de dos rubros: vida y daños, los cuales se dividen en algunas áreas:

Vida: pensiones, vida, accidentes personales y gastos médicos;

Daños: responsabilidad civil, automóviles, incendio y terremoto, transportes, riesgos profesionales y agrícolas.

No estar asegurado puede resultar muy costoso. Hoy el mercado asegurador ofrece distintas opciones y distintos precios.

Su casa, empresa, auto y hasta su propia vida son sujetos de aseguramiento, y si usted está en posibilidad de pagar un seguro no dude en contratarlo; contacte a algún agente y evite riesgos.

Recuerde que un seguro, más allá de un gasto, es una inversión.

Analista económico de Coparmex Jalisco

Edición: marzo-abril 2013

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg