La nueva forma de navegar

La nueva forma de navegar

Gabriela Guerra Lomelí

¿Quién no ha soñado con pedir algo y que esto aparezca frente a él sin el mayor esfuerzo? Seguramente, cuando estás frente a la computadora, te das cuenta de que los resultados que arroja el buscador no son exactamente lo que requieres. Pues bien, la Web. 3.0 llega a nosotros para innovar la navegación por Internet, y darnos lo que deseamos con solo teclearlo tal y como lo queremos.

A pesar de ser un término impuesto en 2001 por el padre de la Web, Tim Berners-Lee, conocido como el precursor de las famosas www (world wide web), aún resulta desconocido para la mayoría de la gente; sin embargo, las personas disfrutan de ello todos los días.

Con el fin de comprender las dimensiones del sucesor de la Web 2.0, que representó el boom de las redes sociales, Entorno Empresarial te presenta la transformación de esta red en la actual Web semántica o Web 3.0 y sus diversas implicaciones. 

El término

Si bien muchos expertos han tratado de definir la Web 3.0, todos tienen opiniones diversas. Lo que sí es coincidente es la participación de la llamada inteligencia artificial, la cual parece involucrarse cada vez más en todo lo que hacemos en el día a día.

La idea básica es formar una base de datos que logre conjuntar las necesidades de la persona; es decir, si tengo hambre, me gusta la comida china pero tengo un bajo presupuesto y, además de todo, llevo a mis hijos conmigo, puedo teclear estas características en cualquier buscador, y seguramente me aparecerán diversos restaurantes de comida china, económica, que tengan juegos para niños y, además, estén cerca del lugar donde me encuentre.

A diferencia de la Web 2.0, la Web semántica “comprende” el contexto de la búsqueda: no necesitamos utilizar palabras clave para encontrar lo que deseamos. En esta versión, los sitios, los vínculos, los medios y las bases de datos son más inteligentes. No se limitan a arrojar búsquedas específicas sino que, además, son capaces de transmitir los datos a diversas herramientas. Por ejemplo, si en un sitio encontré un evento que me interesa, puedo transferir esa información a la agenda de mi celular con la fecha, hora, lugar e incluso la biografía del artista. Esto podría ser comparable con la función que desempeñan las redes sociales.

Las redes sociales y mi empresa

Desde el surgimiento del portal Friendster, en 2002, que alcanzó tres millones de usuarios en tan solo tres meses, las redes sociales llegaron para quedarse, y es que no solo han permanecido en el gusto de la gente sino que se han convertido en una necesidad para tomar relevancia en los diversos sectores sociales.

Toda empresa que pretenda alcanzar nuevos mercados, realizar negocios o darse a conocer debe posicionar su vista en las redes sociales, ya que esta es la manera más económica de lograr sus objetivos.

De acuerdo al estudio Futuro Digital Latinoamérica 2013, elaborado por ComScore en América Latina, este medio masivo representa la principal actividad para muchas personas, en la que se invierten algo así como diez horas al mes. El triunfo de las empresas radica en posicionarse dentro de las principales búsquedas en Internet así como en mantener informados a sus clientes, y no hay manera más veloz para hacer esto que utilizando alguna de las redes sociales.

Sin embargo, aunque abrir una cuenta en las principales redes como Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn o Youtube, resulta cosa de niños, manejarlas de forma correcta es otro asunto, puesto que es necesario invertirles tiempo y esfuerzo, sin olvidar implementar una estrategia de comunicación eficaz, que garantice que la información llegue al destinatario de la mejor manera.

En números

 

  • Cerca del 86 por ciento de las marcas consideran importantes las redes sociales para su negocio.
  • 79 por ciento ya han integrado las redes sociales a sus estrategias tradicionales de marketing.
  • Cinco redes sociales son las que más usan las marcas: Facebook, Twitter, LinkedIn, blogs y YouTube.

 

*Análisis de Top Web Designs Schools publicado en ww.marketingdirecto.com

 

Las ventajas son claras: constituyen un medio de comunicación con gran influencia en quienes las utilizan, abarcan diversos sectores sociales, los usuarios cada vez invierten más tiempo en ellas, lo que hace que la marca permanezca presente y pueda ser recordada con facilidad. Además, es un medio de intercambio de información, lo que posibilita conocer las necesidades de los clientes, así como mostrar el lado humano de la empresa. Es simple, acerca las empresas con los clientes.

Ahora, ¿cómo puedo implementar un plan de comunicación en las redes sociales? La respuesta no es precisamente la más sencilla. Si bien las redes permiten segmentar a nuestro público, debemos saber elegir la que mejor se adapte al rubro del negocio. Un error común es querer abarcar todos los espacios de comunicación, cuando la realidad es que publicar las mismas cosas en todas las redes no sirve de nada, sin mencionar que requeriremos dedicar gran parte del día a publicar actualizaciones en nuestros perfiles, responder comentarios y mantener fresca la imagen. Si no lo hacemos nosotros mismos, habrá que contratar a una persona para que se encargue de esta área, lo que sería ideal, pero seguramente algunas empresas no contarán con los recursos para implementar este puesto.

Por ello, si definimos la red que proporciona mayor efecto en nuestro público, podremos enfocar nuestros esfuerzos únicamente en esa y obtener mejores resultados. He aquí algunas de las opciones:

Facebook.- Es una de las redes más populares con más de 800 millones de visitantes activos. La audiencia la conforman más jóvenes que adultos, por lo que la información que debe proporcionarse debe ser dinámica y con generación de polémica. Facebook permite compartir tu sitio Web e invitar a todos a los eventos que organices en tu empresa, lo cual sirve para posicionarla. Además, podrás medir fácilmente la popularidad de tu perfil, y así conocer la efectividad de tus mensajes.

Twitter.- Se ha convertido en una de las principales redes de información. En esta ocasión, las mujeres gobiernan esta red social. Los usuarios tienen entre 25 y 55 años. Twitter permite realizar publicaciones de interés, de preferencia social y temporalidad inmediata. Funciona efectivamente para realizar investigaciones de mercado y conocer qué es lo que se menciona de la marca.

Google+.- El público más fuerte se concentra en hombres. La audiencia es menor que la del resto de las redes sociales, con un sector de entre 18 y 34 años. Te permite realizar negocios con consumidores jóvenes y formar círculos con aquellos que estén interesados en tu empresa.

LinkedIn.- Es mayormente utilizada por personas entre los 25 y 34 años, con una audiencia de aproximadamente 135 millones, en su mayoría hombres. Permite localizar clientes y la relación entre marcas similares. Es posible crear círculos de profesionales que aporten a tu negocio información novedosa o alianzas comerciales, e incluso encontrar personal calificado, si es que estás en busca de alguno.

Pinterest.- La mayoría de los usuarios de esta red son mujeres. Ofrece la posibilidad de exponer los productos que manejas en tu negocio y llamar la atención de los espectadores, ya que todas las publicaciones requieren una fotografía. Así que es una manera práctica de dar a conocer tus últimas creaciones.

YouTube.- Es de las redes más equilibradas en género. Las edades son variadas, desde jóvenes de 25, o menos, hasta personas de más de 50 años. La ventaja principal es que mientras exista creatividad, serás tu propio límite, ya que por medio de videos es muy fácil mostrar tus productos o servicios, dar a conocer tu ideología e intereses e incluso ofrecer demostraciones. Además, es muy sencillo compartir los mismos audiovisuales en otros medios, como en la página Web de tu empresa, por ejemplo.

Al momento de elegir la red que vaya más apegada a tu mercado, es necesario que planifiques tus publicaciones. El contacto debe permanecer constante, por lo que es indispensable publicar cuatro veces al día, como mínimo (dependiendo la red), así como responder a todos los comentarios; esto hará sentir a las personas que son tomadas en cuenta.

La información debe ser variada e innovadora, de tal forma que genere el interés en los lectores. Seguir estas acciones desembocará en la humanización de la marca, personalizarás el trato y generarás buena reputación. Además, podrás organizar concursos y ofrecer descuentos exclusivos para los usuarios, y así los mantendrás cautivos.

¡Quiero mi propia app!

Cada vez son más las personas que tienen un smartphone, y un número creciente de ellas descarga diversas aplicaciones, o apps, desde las básicas, como las redes sociales y los juegos de moda, hasta algunas especializadas, dependiendo de su profesión. Esta es la razón por la que muchas empresas ya han comenzado a crear sus propias aplicaciones, y si no lo han hecho, estas son algunas de las razones por la que deberían analizarlo.

La Web semántica creó para nosotros una tecnología que permite conocer la ubicación de las personas. Esta herramienta posibilita crear aplicaciones que envíen a tus clientes promociones al instante, justo cuando pasen por tu negocio, o quizás que puedas dar consejos de las nuevas temporadas, si es que tu rubro se enfoca en la venta de ropa o alguna actividad que genere diversos productos a lo largo del año.

Sin embargo, la estrategia que deberás manejar al implementar una app debe ser muy cuidada, ya que aproximadamente el 70 por ciento de quienes descargan aplicaciones solo las utilizan por unos días, y después de algún tiempo estas terminan como un adorno en la pantalla del teléfono. La función que tengan las aplicaciones deberá ser específica y estar muy bien segmentada para que se logren los objetivos deseados. La mayor de las ventajas es que el teléfono celular se ha convertido en algo indispensable en nuestras vidas; incluso lo tenemos junto a nosotros al dormir, hacer ejercicio o mientras estamos trabajando, por lo que con una app asegurarás que tus clientes tengan a la mano la información sobre tu negocio cuando lo necesiten.

Pero no cualquier empresa tendrá buenos resultados con el uso de las apps. La realidad es que todo depende del giro, producto o servicio que ofertes, el perfil de las personas que adquieran tus productos y qué quieres lograr con su uso. La clave es identificar si la aplicación será de utilidad, transmitirá información o únicamente representará un entretenimiento para el usuario. Recuerda que la mejor promoción para tu negocio es la especialización. Abarcar diversos campos porque sí solo te hará perder clientes; en cambio, si especializas tu negocio y apuntas al segmento correcto, podrás centrar tu energía en complacer a quien realmente esté interesado.

Sea cual sea la decisión que elijas, la Web 3.0 pone ante ti millones de posibilidades a diversos costos. La velocidad es ahora un factor de permanencia; las empresas que perduren en el mercado serán aquellas que logren conectar con su público de manera correcta, conocer sus intereses y facilitarles la vida. Estas son solo algunas de las opciones, pero el panorama es infinito; la creatividad será tu mejor aliada. La comunicación evoluciona, ¿y tú?

 

 

 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg