La perspectiva mata

Dimitri Limberópulos*

No es lo mismo mirar a los ojos a una mujer que mirarla a las piernas. No es lo mismo voltear a ver la sonrisa de un hombre que clavar la mirada en sus brazos.

El sujeto y el verbo son los mismos (el hombre / la mujer, el hecho de observar); el sustantivo cambia, y por lo tanto el resultado cambia dramáticamente.

Como empresarios buscamos siempre el crecimiento en sus diferentes dimensiones. Queremos crecer económicamente, que nuestro equipo crezca profesionalmente, que nuestra familia crezca espiritualmente.

De un tiempo para acá he reflexionado mucho sobre el crecimiento, y, como dicen por allí, “paro la oreja” para escuchar las diferentes opiniones. Casi siempre la palabra estrategia se esconde detrás; hoy en día la palabra innovación está de moda; a veces también suele sonar la inteligencia, y una que otra vez, la suerte. Sin embargo ¿qué tienen en común todas estas palabras?

Lo que las une es algo muy simple: las personas.

Como empresario no necesitas ni estrategia ni innovación ni suerte ni inteligencia. Lo que necesitas es un equipo extraordinario que de manera continua te provea de todo eso y más. Y claro, la pregunta que frecuentemente me hacen es: ¿en qué tienda venden esos equipos?

La respuesta no es Amazon, claro está, sino en la perspectiva con la que tú veas a tu equipo.

Cuando hay tensión o estrés, tendemos a ver a nuestro equipo como el enemigo. Lo mismo sucede con el Gobierno o con casi cualquier problema que se nos presenta. Decidimos verlo desde la perspectiva de algo malo que se tiene que arreglar.

Sin embargo, ¿qué sucedería si en lugar de ver a nuestro equipo como ineficiente comenzáramos a ver a sus integrantes como genios?

Creo que nuestro principal trabajo como líderes es encontrar esa perspectiva desde donde nuestro equipo luce como un genio . Si decidimos ver a los individuos como subcapacitados, difíciles, tercos, entonces, ¿por qué estamos trabajando con ellos?

Estrategia, innovación, inteligencia y suerte son el producto de personas extraordinarias con perspectivas enfocadas en ver lo mejor en ellos mismos y en las oportunidades que se les presentan.

Te invito a que desarrolles la habilidad de cambiar tu perspectiva. Todas las personas, absolutamente todas, llevan un genio, alguien extraordinario, dentro. Es nuestra responsabilidad y nuestro deber ser los primeros en verlo y después hacer que la persona cambie su propia perspectiva para que ella también se dé cuenta del increíble potencial que tiene.

*Director general de Sumie Ideas / www.sumieideas

Share
  • Anunciate-aqui-01.jpg
  • Unete-a-coparmex-01.jpg
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg