Este año finaliza con un comienzo

Adriana Macías

Siempre que escribo algún artículo para esta revista, me gusta hablar de las posibilidades que nos pueden dar nuestra creatividad y nuestra toma de decisiones; pero en esta ocasión no puedo pasar por alto el hablar sobre la modificación a la Ley de Sociedades Mercantiles. En el documento emitido por la Presidencia de la República, la dependencia incorpora a la sociedad por acciones simplificada (SAS), a la que define como “aquella que se constituye con una o más personas físicas que solo están obligadas al pago de sus aportaciones representadas en acciones”.

Este es un gran avance para México, ya que muchas personas podrán abrir sus empresas sin tantos trámites. Anteriormente se tenía que visitar la Secretaría de Relaciones Exteriores; se necesitaban cinco socios o más, verificar que el nombre no estuviera registrado y que no fuera una marca registrada, entre otros trámites que llevaban mucho tiempo, y eso se convertía en un obstáculo más para emprender un negocio, porque como bien sabemos, el tiempo es dinero, es energía, y hoy en tan solo veinticuatro horas ya podremos tener nuestra empresa registrada. Este considerable ahorro de tiempo es un gran impulsor.

Aunque sabemos que el 90% de la economía de nuestro país la sostienen las micro, pequeñas y medianas empresas, pocas veces apostamos por este riesgo, pues preferimos la seguridad económica que puede darnos un empleo.

Sin embargo, esta modificación a la ley se convierte en un impulsor sumamente motivante para muchos jóvenes; es una gran noticia que debemos difundir con bombo y platillo, pues los jóvenes mexicanos son creativos y emprendedores. Esta modificación viene siendo un empujoncito que se convertirá en un gran impulso económico para nuestro país; claro que es una responsabilidad que no debemos tomarnos a la ligera, pues recordemos que algo nuevo se debe probar, y posiblemente se requieran algunos ajustes, pero hoy por hoy es una de las mejores noticias con las cuales podríamos cerrar este año.

Siempre los cierres de año nos sirven para hacer un recuento de los trabajos emprendidos y cerrar ciclos, pero en esta ocasión es el inicio de una nueva etapa: hoy terminamos el año con un principio muy fértil, en el cual podemos sembrar muchas esperanzas de crecimiento, ideas y proyectos innovadores a pesar de las dificultades por las cuales atraviesa nuestro país. México cierra el año con una muy buena oportunidad que hoy, con trabajo, nosotros tenemos que aprovechar para construir el país que queremos.

*Escritora y conferencista de Maha Medha AC

Share
  • Anunciate-aqui-01.jpg
  • Unete-a-coparmex-01.jpg
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg