Reforma financiera, mayores créditos para los mexicanos

Reforma financiera, mayores créditos para los mexicanos

Paulina Contreras*

El año 2013 sin lugar a dudas será recordado como el año de las reformas estructurales, y aunque existen distintas posturas al respecto, lo cierto es que alcanzar los acuerdos para lograr la aprobación de cada una de estas reformas es considerado un gran acierto político.

Dentro de este paquete de reformas, se encuentra la reforma financiera, que aunque no fue la más llamativa —como el caso de la fiscal o la energética— es una reforma que trae cambios al sistema financiero.

La reforma financiera fue presentada desde mayo del 2013, pero su discusión y aprobación tuvo que esperar varios meses; incluso su promulgación fue hecha en enero de este mismo año.

Los ejes que rigen a la reforma son cuatro: fomentar la competencia, incentivar el crédito para apoyo a pymes, mayor solidez a la banca y la búsqueda de un sector financiero más estable.

¿Y por qué es importante el crédito para un país? El crédito es una herramienta que permite dinamizar el mercado interno; a partir del otorgamiento de más crédito, tanto las empresas como los individuos tienen la capacidad de realizar más consumo.

Reforma financiera, mayores créditos para los mexicanosBajo esta premisa, la mencionada reforma es parte de un cambio importante, y su correcta implementación le dará la posibilidad de generar mejoras significativas en el crecimiento económico del país.

Es importante que como ciudadanos conozcamos los cambios que esta reforma trajo consigo, pues a diferencia de la reforma energética, la financiera tiene implicaciones directas para los usuarios del sistema financiero; es decir, como individuos estamos totalmente implicados en las modificaciones realizadas.


Dentro de las modificaciones, creo que las más significativas son:

  • Con el objetivo de dar mayor protección a los usuarios de servicios financieros, se fortalece a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, la Condusef.
  • Se crearon algunas medidas judiciales para evitar la morosidad o que los deudores no paguen sus créditos. Entre ellas destacan la creación de dos términos jurídicos llamados “radicación de personas” y “retención de bienes”, figuras que le permitirán a los bancos tener mayor certeza de recuperar lo que prestaron. Esta medida está hecha para quienes utilizan la evasión de deudas como estrategia “profesional”.
  • A partir de la reforma quedan prohibidas las prácticas abusivas contra los clientes, entre ellas las ventas atadas o las cláusulas engañosas.
  • Se crearon mejores condiciones para la obtención de créditos y competencia bancaria.
  • Se creó el Buró de Entidades Financieras, una especie de catálogo de las prácticas que los bancos realizan, lo que servirá de referencia para los clientes.

Estas son algunas medidas contenidas en esta reforma, y aunque el objetivo es muy claro, más créditos y en mejores condiciones, no olvidemos que existen riesgos.

De alcanzar el objetivo, tendremos un arma de doble filo: un incremento sustancial en el monto de créditos, y es ahí donde la responsabilidad individual cobra importancia para hacer un uso consciente del financiamiento.

Estoy convencida de que la reforma traerá cambios, pero creo que es una responsabilidad compartida entre usuarios, bancos y autoridades el que esta se convierta en una palanca de crecimiento, y no en un dolor de cabeza de cualquiera de los tres involucrados.

*Analista económica de Coparmex Jalisco 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg