Siéntete bien, estando al 100. Terapia revitalizante

Jesús A. Becerra Gil

“Me levanté e inicié la rutina normal del día, solo que había algo distinto, la mitad de mi energía se quedó resolviendo los problemas del día anterior”. J. B.

Estudios recientes han demostrado que los alimentos influyen de manera directa sobre el grado de actividad y energía, la capacidad de memoria y la concentración; también pueden detonar estados físicos como depresión, ansiedad o agresividad. Asimismo, el consumo inadecuado y prolongado de ciertos alimentos puede favorecer el desarrollo de enfermedades degenerativas del sistema nervioso.

A continuación se mostrará una descripción de hábitos alimentarios y de ejemplos prácticos que ayudarán a mejorar el nivel de energía y de lucidez mental de las personas.

Es muy común que después de la comida la cantidad de energía de los trabajadores disminuya, lo cual incrementa el riesgo de que cometan equivocaciones o de que sufran accidentes, debido a la falta de lucidez. Para prevenir lo anterior es conveniente que atiendan las siguientes recomendaciones:

  • Evitar consumir alimentos fritos y grasos.
  • Evitar tomar agua durante la comida; el consumo de agua es 30 minutos antes o después del alimento.
  • Tomar el tiempo necesario para masticar bien el alimento.
  • Evitar consumir cereales antes del grupo de carnes, por ejemplo, evitar consumir pan, pastas, sopas de fideo o tortilla antes del pollo, pescado, huevo, queso u otro alimento rico en proteína, pero sí se pueden consumir los dos al mismo tiempo, por ejemplo, quesadilla, pollo con arroz, entre otros.
  • Evitar consumir demasiados alimentos en cada tiempo de comida, pues esto puede generar pesadez e incomodidad.

Por otra parte, también hay productos que en vez de apoyar a mejorar el estado de energía y de lucidez de la persona, lo disminuyen. Tal es el caso del alcohol y el tabaco, los cuales generan una reducción de la oxigenación cerebral y celular.

En conclusión, nuestro cuerpo, como tal, es la mejor herramienta de trabajo con la que podemos contar, y al igual que cualquier máquina debe ser alimentado y limpiado adecuadamente, de lo contrario puede recibir daños difícilmente reversibles y su productividad puede verse disminuida. ¿Qué mejor que mantener nuestro cuerpo al cien para lograr el éxito que todos anhelamos tener? recuerda: trabaja mejor sintiéndote bien.

Nutriólogo y director de Byel Nutrición
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Celular de contacto: (044) 33 3816-2704

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg