Solo funciona si…

Dimitri Limberópulos* 

 

“La mente es como un paracaídas, solo funciona cuando está abierto”. Frank Zappa

 Una mente cerrada es una de las enfermedades más grandes del alma. Una mente cerrada es una mente frustrada, enojada, celosa y envidiosa. ¿Conocen a alguien así?

Hace poco estuve en una sesión creativa con nuestra gerente, un director creativo y yo. Durante la sesión estuvimos discutiendo diferentes maneras de mejorar la comunicación interna, ya que, al parecer, el director creativo pensaba que siempre tenía la razón (hoy en día de pronto sigue creyéndolo), y nuestra gerente de varias maneras intentaba explicarle que sí estaba en lo correcto, pero que tal vez había maneras diferentes de hacer las cosas. No le pedía que cambiara su forma de hacerlas; solo que le diera la oportunidad para ver el problema desde otro punto de vista.

¿Ustedes qué creen que sucedió? El director creativo realmente no comprendió absolutamente nada de lo que se dijo, y salió herido y frustrado de la reunión. El proyecto siguió adelante, y si bien no fue un desastre, en retrospectiva estoy seguro de que perdimos una gran oportunidad para hacer algo muy creativo y diferente, que nos hubiera dado mucho mejores resultados.

Sin embargo, lo realmente interesante sucedió meses después, cuando al salir de otra reunión muy parecida con el mismo equipo, frustrado y algo enojado entré al baño pensando en que cómo era posible que una persona tuviera la mente tan cerrada, y en lo difícil que era hacerle ver algo diferente. Hasta que de pronto me di cuenta de que el director creativo era yo, y que la persona que lo había estado bloqueando todo sin comprender nada era yo. La realización fue tan fuerte que me quedé pasmado durante varios segundos viendo mi cansado reflejo en el espejo. De pronto, todos esos meses de enojo, tristeza e impotencia que estaba proyectando hacia alguien más se vieron redirigidos hacia dentro de mí de manera condensada y furiosa en un solo segundo. Fue un golpe tremendo, pero fue suficiente.

¿Suficiente para qué? Para darme cuenta de que yo soy esa persona que tiene la mente cerrada, y que justo en el momento en el que creo que la persona de enfrente está siendo irrazonable, terca y cerrada, justo en ese preciso instante, estoy cerrando mi mente. Hoy estoy aprendiendo que las personas que nos rodean y nuestros sentimientos (en especial los negativos) son los mejores aliados para mantener nuestra mente siempre abierta.

 

*Director general de Sumie Ideas / www.sumieideas.com /

www.mentevacia.com / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Share
  • Anunciate-aqui-01.jpg
  • Unete-a-coparmex-01.jpg
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg