Tan fuerte como un diamante

Un carbón y un diamante están compuestos exactamente de lo mismo, pero ¿por qué son tan diferentes? ¿Por qué su valor es tan diferente? El diamante es un carbón que resistió enormes presiones por un periodo muy largo hasta tornarse en una piedra de gran valor. Las presiones del carbón son menores, y su formación es mucho más rápida.

Las historias de éxito de las pequeñas y medianas empresas tratan de aguantar grandes presiones: de los resultados, de las responsabilidades económicas con el proyecto y con los trabajadores, etc.

Es importante encontrar algo que nos apasione para emprender un proyecto. A veces pensamos que nuestras oportunidades serán algo inalcanzable e inmerecido, pero la realidad es que siempre van caminando en paralelo con nosotros esperando que nos volvamos a verlas; necesitan una mirada de decisión y de valentía para cruzar nuestro camino, y entonces hacer uno solo.

Una manera de empezar un proyecto que te dé el poder y la responsabilidad de ser independiente es la siguiente:

  • Tener un propósito: Hasta dónde quieres llegar, tomando las tareas cotidianas como pequeños pasos a tu gran proyecto.
  • Enfocarte: Ten claro hacia dónde vas sin distraerte en un pasado que ya no puedes cambiar. Tampoco idealices el futuro porque aunque tu mente siempre debe observarlo con optimismo, la realidad es que es incierto. Lo único que tenemos es el aquí y el ahora; con eso sí podemos trabajar.
  • Prepararte: Los panoramas nuevos son maravillosos. La novedad, ella nos puede llenar de entusiasmo pero a la vez nos puede aterrar y frenar. Por eso, consigue herramientas útiles, como libros, talleres, conferencias, en fin, todo aquello que inviertas en nutrir el alma y la mente.
  • Dar seguimiento: Cada semilla que ahora siembres depende de ti y de tus cuidados; por eso es importante que sigas el desarrollo de cada una.
  • Ser constante: Las personas que no se equivocan, las que nunca tienen problemas, son aquellas que no hacen nada, así que no permitas que el desánimo influya para que dejes truncos tus proyectos.

Emprender un negocio no es fácil. No es fácil cambiar tus creencias, no es fácil construir un nuevo camino, como no fue fácil dar tus primeros pasos, decir tus primeras palabras, dar tu primer brinco, asistir a tu primer día de escuela, pero aguantar las presiones te convierte en un diamante de gran valor, que reflejará la luz de cada esfuerzo por todos sus lados. Cada vez que decides ponerte en pie, cada vez que decides reconstruirte el corazón, cada vez que a pesar de todo te levantas de la cama, te preparas y sales a luchar por lo que quieres y mereces, te aseguro que será recompensada.

Share
  • Anunciate-aqui-01.jpg
  • Unete-a-coparmex-01.jpg
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg