TALENTO MEXICANO

México cuenta con treinta y un sitios inscritos en la lista de patrimonio mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), de los cuales cuatro bienes son naturales, como el santuario de ballenas de El Vizcaíno y la reserva de la biósfera de la mariposa monarca; y veintisiete bienes son culturales, como el centro histórico de Puebla y la ciudad prehispánica de El Tajín. Esto lo coloca en el lugar número seis a nivel mundial y el primero en América Latina y el Caribe. 

Además, México cuenta con siete expresiones culturales inscritas en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, también de la UNESCO, entre las que se encuentran el mariachi, la tradición gastronómica de Michoacán, la ceremonia ritual de los voladores, así como las fiestas indígenas dedicadas a los muertos. 

Es importante mantener vivo nuestro amor por México, ya que a pesar de los momentos complicados por los que ha pasado el país a lo largo de la historia, estos patrimonios siguen vivos; son la esencia que nos distingue y nos permite sentirnos orgullosos de nuestro origen. Siempre que la gente crea en que es posible, nada perecerá. 

Ni cambios de poder ni nuevas reformas ni otros acontecimientos negativos podrán vencer los pilares que sostienen a México. La fortaleza de la nación se encuentra en la gente que la integra, en todos aquellos que confían en que es posible generar cambios positivos a pesar de la adversidad y que actúan por ellos. 

Entorno Empresarial te comparte la perspectiva de tres empresarios de diversos tamaños sobre cómo enfrentan la situación del país y cómo están logrando cambios positivos en su entorno. Porque mientras existan personas con grandes metas que incluyan el beneficio de todos, México continuará siendo grandioso. 

 

Appyuda, el emprendimiento social 2016

José de Jesús Ávalos Trujillo y Arturo León Garate, socios fundadores de Appyuda

Amamos lo que hacemos, y eso repercute directamente en la actitud de la vida empresarial mexicana. 

Nos encontramos en pleno apogeo de la era digital, donde todo lo que hacemos o decimos (incluso la forma en la que nos comunicamos) ha cambiado gracias a la tecnología, que nos ha permitido entrar en nuevos mundos y conocer nuevos límites. 

Todo está cambiando: la forma en la que nos relacionamos día con día, nuestro lenguaje, la manera de trasmitir la información, incluso la forma de hacer negocios; así podemos asimilar que la única constante es el cambio.

México, nuestro país, ha presenciado grandes cambios durante los últimos años; entre ellos se encuentra el famoso gasolinazo y la gran controversia que ha generado el actual presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, con su promesa de deportar a los indocumentados que se encuentran en su país, entre ellos cientos de mexicanos que año con año viajan hacia Estados Unidos para tratar de dar una mejor calidad de vida a sus familias. 

En Appyuda, la aplicación móvil para los servicios del hogar, hemos tomado otra postura ante esto. Dejamos de lado la preocupación y nos ocupamos en armar un plan para adoptar a miles de repatriados, para brindar trabajo a mexicanos y latinos que laboraron en el país vecino, pues es una gran oportunidad de traer ese talento a nuestra empresa, ya que de antemano sabemos que brindarán un servicio de excelencia y pasión, y justo esa es la cultura que buscamos en Appyuda: dar a nuestros usuarios servicios de calidad a un precio justo. 

Este es el momento de hacer de México un país grande y de que afrontemos la aparente crisis que se avecina.

Todos estos cambios (digitales, económicos, políticos, entre otros) afectan nuestro entorno y por supuesto nuestro trabajo de forma general, independientemente de si somos empresarios, emprendedores o empleados. Es por esto que debemos tomar una postura diferente ante los aparentes problemas. Appyuda es una empresa que ha tomado una actitud distinta frente a estos cambios, en nuestra forma de hacer negocios por medio de una aplicación móvil, donde se puede solicitar cualquier servicio, como fontanería, electricidad, fumigación, jardinería, pintura, entre otros. Todos estos servicios son atendidos por nuestros chemas técnicos, quienes han pasado por distintos filtros, como exámenes de confianza y una capacitación previa, para así poder brindar una completa garantía de calidad en nuestro trabajo. 

Siempre tenemos una actitud diferente, incluso en la forma de llevar a nuestro equipo y celebrar logros; tal fue el caso de nuestro primer aniversario. En lugar de celebrarlo con fiesta y champaña, decidimos dar un regalo único a una persona: rehabilitar su hogar de pies a cabeza con todo un escuadrón de chemas. Esta fue la manera de dar a la gente mexicana una recompensa por el apoyo que la empresa recibió durante un año. El señor Emigdio fue elegido a través de Facebook, una persona de la tercera edad, quien vive solo en una casa en estado deplorable. El plan era lograr que la casa fuera otra en un solo día; sin embargo, lamentablemente los daños fueron más de los esperados. El techo de una habitación se cayó, pero eso no disminuyó el ánimo de nuestros colaboradores, quienes trabajaron arduamente durante cuatro días, para así entregarle con una enorme sonrisa su renovada casa a don Emigdio.

En Appyuda contamos con una filosofía única que compartimos con nuestra sociedad, donde amamos lo que hacemos. Nuestros técnicos son expertos en lo que hacen, saben que su trabajo no es destapar tuberías o abrir una chapa; su trabajo es mejorar la calidad de vida de las personas a partir del cuidado del hogar. Este es su lema cuando realizan un servicio, y queremos que los mexicanos se involucren en ella, para así poder generar una cultura de calidad en nuestro país.

En todos nosotros hay un chema; él es nuestro modelo en Appyuda; es el prestador de servicios honesto, confiable, justo en su trabajo y que da servicios de calidad y completa satisfacción al cliente.

Esta es nuestra actitud; los empresarios y colaboradores deben apostar por el capital humano de sus compañías, ya que ahí es donde reside la semilla de cambio; involucrémonos capacitando y aprendiendo de manera constante para así crear un México renovado y colaborativo que aproveche sus áreas de oportunidad. Valoremos el trabajo mexicano, nuestros negocios y nuestras familias. 

 

México, potencia agrobioalimentaria global 2025

Antonio Cruz, director general de Kuragobiotec

A nivel global, vivimos grandes cambios; uno de los más relevantes es el cambio de era tecnológica. Desde 2015 y hasta 2030, las tecnologías de información dejan ya el liderazgo. Como el petróleo, la electricidad, el transporte y el textil, pasan a ser un commoditie.

La nueva era tecnológica es la del bienestar. En esta, la biotecnología es la megatendencia líder que habrá de dictar no solo la ciencia y la tecnología, sino también la economía, el comportamiento social e incluso el arte. Hoy ya lo vivimos en las tendencias bio en todos estos ámbitos.

Por su transversalidad, habrá tres grandes industrias globales, equivalentes a Apple, forjadas por mujeres y hombres como Steve Jobs o Bill Gates. Una será en biofarma; otra, en biocombustibles, y una más, en bioalimentos.

En lo que hace a bioalimentos, México está destinado a tener el liderazgo global. Las condiciones son inmejorables; basta citar solo algunos elementos tangibles, objetivos e irrefutables para poder demostrarlo con firmeza:

México tiene una biodiversidad privilegiada; contamos con especies endémicas, como el ajolote mexicano, que en su ADN guarda el secreto de la fuente de la eterna juventud (no envejece) y que tiene la capacidad de regenerar sus extremidades y algunos órganos, como el propio corazón. México ocupa el segundo lugar mundial en herbolaria; tiene once ecosistemas diversos, costas en los dos océanos más grandes, un suelo que puede cultivar cualquier ser vivo para consumo humano, animal o vegetal.

México tiene en su población una creatividad producto de regímenes impuestos desde la colonia, donde la gente debía ingeniárselas para poder preservar sus valores, tradiciones y honor. Esta creatividad es reconocida por japoneses, alemanes, americanos, británicos, y temida por chinos y coreanos. 

México no manda satélites al espacio, como los chinos o los indios. Pero en nuestras universidades y centros de investigación hay el equipamiento y recurso humano científico y tecnológico para cultivar, asilar, caracterizar, bioactivar, preservar y probar clínicamente los beneficios nutrimentales y fisiológicos de cualquier nutrimento en cualquier alimento. Tenemos un legado milenario maya y azteca en bioalimentos: tepache, tejuino, pulque, pozotl.

México ha probado pésima administración de industrias nacionales, principalmente de la minera, la petrolera y la eléctrica. En la industria agrobioalimentaria, no permitiremos injerencias de mala administración; no hay resquicios legales que lo permitan. La protegeremos quienes la laboremos.

Los muros que nos construyan y los connacionales repatriados, expertos trabajadores del campo, se encontrarán con los nuevos profesionistas en el ramo de la alta biotecnología, emprendedores que no tendrán a la gran maquiladora trasnacional instalándose en nuestro país para ofertar miles de empleos a salarios bajos.

México será la potencia agrobioalimentaria que ayude a corregir los problemas de salud, nutrición y bienestar de nuestro país y del resto del mundo, que no tiene el privilegio de nuestra tierra, nuestros ecosistemas, nuestra creatividad, nuestra infraestructura, la condición sociopolítica económica actual y nuestro legado milenario maya y azteca.

 

 

Ante la dificultad, es momento de encontrar la oportunidad 

José Luis Reyes García, director general de Estrenón 

“Emprende algo grande, pero nunca te olvides de la comunidad. Haz algo con impacto social”, fueron las palabras que me dijo Muhammad Yunus, premio nobel de la paz 2006, tras haber sido parte del Congreso Iberoamericano de Jóvenes Empresarios de Coparmex Jalisco en 2011.

Sobre esa principal fuente de inspiración, hace 5 años surgió la idea de Estrenón, un proyecto económico-social de tiendas de ropa seminueva en Jalisco, que tiene como objetivo combatir la desigualdad social y la pobreza extrema en nuestro país. Hoy por hoy, Estrenón cuenta con 27 tiendas en 4 estados de la república (Jalisco, Aguascalientes, Michoacán y Guanajuato,) y beneficiamos a 556,000 familias mexicanas. 

Entendimos que a través de llevar ROPA BUENA PARA TODOS® (nuestro eslogan), generamos mayor autoestima para la persona, quien, a la vez, con una mejor apariencia, podrá encontrar mejores oportunidades profesionales, personales y de desarrollo, y así puede aspirar a un mejor nivel y calidad de vida, que le permitirá nuevamente tener acceso a mejor ropa y volver al interminable círculo virtuoso.

Como emprendedor, en 2016 tuve la gran experiencia de participar en el programa del Gobierno de Estados Unidos de Jóvenes Líderes, YLAI (Young Leaders of the Americas Initiative), en el que Barack Obama nos dio personalmente el discurso de clausura del programa en Perú. Este fue su último discurso de viaje internacional antes de dejar la presidencia de este país, y eligió a los jóvenes para cerrar su gira mundial como presidente de Estados Unidos. En su discurso, Obama nos invitó a ser el cambio y a no esperar el cambio, a creer en nosotros mismos, a entender que quienes realmente gobiernan la sociedad somos los que la conformamos, a marcar la diferencia en la vida de la gente y a comprender y a dimensionar el poder que tiene la juventud para hacer un mundo mejor. Textualmente dijo, haciendo referencia a la entrada de Donald Trump al mandato norteamericano: “Si quemas la casa del vecino, consecuentemente tu casa pronto se quemará”, con lo que evidenciaba que los cambios drásticos que afecten a México también afectarán a su propio país.

Hoy, con mi emprendimiento, me siento muy orgulloso de ser mexicano y de poder aportar y apoyar al país a través de mi empresa. Es necesario entender que en estos momentos que parecen de crisis política, social y económica, se vienen las mejores oportunidades de expansión nacional e internacional de nuestros proyectos y empresas hacia muchos países (incluido también Estados Unidos de América), que hoy voltean a ver a México como coprotagonista en este cambio de presidencia y reconocen a nuestro país como una potencia por su ubicación geográfica, su cultura, su gente y su economía. Hoy México se encuentra en el escenario principal del mundo, y estamos listos para brillar, y preguntarnos si es el cambio de presidencia estadounidense del 2017 lo que genera una crisis o es la mentalidad permanente de muchas personas que siempre viven en crisis política, social y económica (muy independientemente de la presidencia de cualquier país).

Más allá del cambio de presidencia de Estados Unidos de América, los jóvenes, estudiantes, empresarios, políticos y toda la comunidad debemos entender la importancia del rol que estamos jugando en este cambio. Es un buen momento para entender que somos nosotros mismos los que vemos y encontramos las mejores oportunidades (o dificultades) en cada circunstancia política, económica o social.

También debemos admitir y recordar que los mexicanos somos reconocidos por ser unos guerreros, que hemos sido capaces de levantar el nombre de nuestro país ante muchas situaciones y que hemos convertido cada dificultad en una gran oportunidad.

Ante esta “dificultad”, es momento de encontrar la coyuntura de hacer algo grande, de ser el cambio en lugar de esperarlo, de creer en nosotros mismos y de entender que quienes realmente gobernamos la sociedad somos quienes la conformamos. 

Estar en el foco del mundo y ser mexicano no es una dificultad. Es, y será siempre, una gran oportunidad.

 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg