Anahí Suárez*

 

La bebida de preferencia entre los empresarios en los últimos años ha sido el vino, por su gran variedad, sus propias características y particularidades —ya sea por los antioxidantes, los beneficios cardiovasculares—, o bien simplemente porque les da oportunidad de volverse expertos en un tema que requiere investigación, segmentación y cata.

Reflejar educación, cultura y una buena manera de atender a los invitados es importante en una reunión de negocios, y se puede lograr a través de la elección de un buen vino.

A continuación algunos consejos para cerrar o celebrar su cita de negocios acompañado de un vino de calidad.

1. Elija un buen lugar

Busque un restaurante que cuente con un sommelier y una buena cava de vinos. Asegúrese de que el lugar tenga la infraestructura necesaria para conservar y servir el vino.

2.   Revise la carta y haga selección de etiquetas

En México lo más común es encontrar etiquetas españolas, chilenas y mexicanas. Para entrar a una carta puede hacerlo de dos maneras: por región –requiere mayor conocimiento del cliente– o por características del vino –se elige con base en la intensidad del vino–.

3.   El precio no siempre es calidad

Probablemente la botella más cara no sea la mejor ni la más adecuada para la ocasión y los platillos

4.   Elija el vino según el clima y la hora

El tipo de vino que va a elegir depende mucho del lugar y del momento. Si se trata de una comida en un lugar turístico de playa, es mejor recibido un vino blanco, espumoso o rosado. En cambio, si se trata de una cena en la ciudad y el clima no es tan caluroso, un vino tinto será buena opción.

5.   Elija según el menú

El menú es lo más esencial al momento de elegir un vino. Como una regla de oro tome en cuenta que las carnes van bien con los tintos, y los pescados, con los blancos.

6.   Elija según la acidez

Es importante definir la acidez del vino, el cual debe empatar los niveles de acidez con la comida. Se recomiendan algunos vinos secos: en tintos, el Pinot Noir, Cabernet Sauvignon y Malbec, y en blancos podemos encontrar el Sauvignon Blanc y Chardonnay.

7.   El año de la cosecha

Cuando se trata de un vino blanco, espumoso o rosado se espera un vino frutal, por lo cual se debe procurar un vino de cosecha que no supere más de dos años. En cambio, un tinto de crianza es valorado por el proceso de añejamiento. En promedio se debe elegir un vino de cinco años, como bien podría ser un gran reserva.

8.   Quién prueba el vino

Quien lleva el mando en la mesa es quien degustará el vino por primera vez. Si en su mesa hay un gran conocedor, usted puede hacerle el honor de que le destapen la botella para que deleite su paladar con la prueba del vino.

9.   Tome precauciones antes de abrir la botella

Debe cerciorarse de que se lleve el vino que solicitó a su mesa y de que el corcho esté en óptimas condiciones para evitar la mala calidad del producto.

10.   Cambio de copa

Durante la comida, procure que cada vez que se abra una nueva botella o se cambie de vino, el mesero cambie las copas.

Con esta información, usted hará una distinción en su mesa de negocios reflejando a sus invitados la personalidad y cultura que lo caracterizan a través de la selección de un buen vino.

 

*Publicidad Coparmex Jalisco

 

 

Share
  • bigbang.jpg
  • cklass.jpg
  • tierra-armonia.jpg